A WHITER SHADE OF PALE (De cuando intenté dejar de fumar) -9

 

LUNES 17-DÍA 6

La parte de mí que todavía quiere fumar es jodidamente retorcida. Cuando despierto esta mañana el pensamiento que tenía era ir al ordenador con mi café y a fumar mi cigarro. Sobre todo esto. Estoy un rato pensándolo, hasta que me doy cuenta de que ya no fumo. Qué bajón. Que fastidio. Me ataca ya a primera hora. No me he levantado hoy bien. De hecho creo que es peor que ayer. Me cuesta pensar que pueda tener una involución. Yo creía que todos los días iban a ser mejor que el anterior. Pero se ve que no y eso me preocupa.

Hay que sobreponerse. Recurro a los resoplidos. También coincide que es lunes, el arranque de una semana y eso puede influir. Pero lo cierto es que no debería notarlo tanto porque he trabajado el fin de semana. Me estoy comiendo la cabeza demasiado, pero sé que hoy va a ser un día complicado, principalmente porque voy a salir pronto del trabajo. Y me iré a mi casa. Y allí estaré solo muchas horas. Sin fumar.

Me despido de mis padres y una vez en el trabajo me decido a mandarle un SMS a Jorge (el que se llama igual que yo) para darle ánimos y saber cómo está. Seguro que también lo está pasando mal y comprobarlo me aliviará. “aaamos, que nos vamos!! aguantando”, le escribo. Pasan dos minutos y me responde: “Cada vez mejor!”. Mierda.

¿Y si yo no lo puedo dejar? ¿Y si vuelvo a caer?

Me vienen a la cabeza esas preguntas, de golpe, a traición. Es curioso, pero hasta ahora no me lo había planteado. Pero no, tengo que dejarlo. Es mi proyecto y lo voy a conseguir.

Lo malo es que hoy no lo estoy llevando nada bien. Eso me molesta porque hasta este día todos los demás había notado una evolución. Este lunes es como si fuese un paso atrás. Con esto yo no contaba. Me las prometía muy felices.

Cualquier empresa que se precie tiene becarios hoy en día. La palabra ‘becario’ es un eufemismo que significa que el jefe contrata a un joven que hace un trabajo similar al resto de la plantilla pero que cobra diez veces menos que cualquiera de los contratados. Además a la empresa le sale gratis deshacerse de él y tiene a un montón de becarios mandando currículums deseando trabajar en esas condiciones.

El becario piensa la empresa va a contar con él y que algún día va a cobrar lo que el resto de sus compañeros de oficina. Pero tal y como están las cosas, lo más probable es que esos compañeros terminen cobrando lo mismo que el becario. Ante ese tipo de abusos laborales, un Gobierno socialista como el que existe ahora en España no legisla. Eso sí, se emplea a fondo para echar a los fumadores de los antros. Lo piensas y es terrorífico.

Bueno, a lo que voy. En mi oficina, como no podía ser de otra manera, hay una becaria. Dicharachera como pocas, la escucho decir que ella va a seguir fumando, que a ella no la van a doblegar, que sólo le faltaría dejarlo por culpa de un Gobierno. Que encima se liga mucho cuando sales a la calle, te encuentras a gente sola también fumando y es una buena oportunidad…

Quizás tenga razón. Me voy a mi casa. Y son las cinco de la tarde. Es decir, un montonazo de horas antes de irme a la cama. Sin fumar. Así que decido pasarme por el supermercado. Saludo a algún conocido y compro lo que me apetece. Coca-Cola y pan Bimbo, alimentos básicos para la vida de un soltero, no faltan. La cajera me dice que tienen en oferta una pasta de dientes por 78 céntimos. Le digo que sí. Alegría. No puedo más y me como otro chicle.

Ya en casa la sensación es aún peor. Me quedo medio paralizado. Ahora es en la espalda donde me entra un cosquilleo que me demanda que fume. Es curioso este cuerpo nuestro. Se supone que estás haciendo algo que le beneficia, y sin embargo se empeña en que actúes de forma diferente. Estoy seguro de que mi cuerpo quiere que fume.

Consciente de que esta batalla va a ser dura resoplo una vez más. Quiero jugar a la Play hasta no muy tarde. Luego cenar y después irme a la cama. Sin más. Así lo hago, tras tomarme mi pastilla. Ha sido un mal día.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: